Que es el branding y cómo hacerlo?

El Branding es el proceso de creación, desarrollo y construcción de marca. No es solamente diseñar un logotipo bonito y moderno; al contrario el branding es algo que tiene que ver con lo intangible de la marca: lo que la gente dice, siente o piensa sobre el producto o la Compañía. Es el espíritu de todo aquello que se construye.

En realidad el branding existe desde antes de que exista la compañía. Establece qué somos, qué vendemos, cuál es nuestro mensaje, y por qué es importante que el público conozca nuestro mensaje.

Aunque no lo creas, todas las empresas de una forma u otra, ya están haciendo branding, de forma consciente o inconsciente. De forma improvisada o con estrategia. Aunque claro, una estrategia nula o mala, claramente nos llevará al fracaso. Por eso es básico diseñar una estrategia adecuada desde el principio, para que nos lleve a los objetivos que nos planteamos.

El branding no es arte. Es todo un proceso en el que trabajamos con objetivos, estrategias, deadlines, planes de negocio, presupuestos y mercados.

Para diseñar tu estrategia de branding o creación de Marca, lo primero que debes tomar en cuenta es hacer una estrategia auténtica que contemple los principios de la organización, su misión y visión. Que sea verdadera y coherente.

Como dice el mercadólogo argentino Andy Stalman de Cato Brand Partners:

“Tu no puedes como Marca decir algo que no eres, porque terminarías llegando a donde no quieres llegar”

Vale la pena leer a Stalman, y conocer sus cinco principios para creación de Marca que son:

  • Coherencia
  • Consistencia
  • Constancia
  • Confianza, y
  • Contenido.

Cuando diseñamos una estrategia de branding, debemos tomar en cuenta que todas las marcas nos están bombardeando con sus mensajes todo el tiempo. Según el mismo autor, nosotros recibimos 5000 impactos de marca en un día normal, pero solamente retenemos el 0.2%. En otras palabras, nuestro mensaje debe ser efectivo o de lo contrario se perderá entre la multitud.

No se trata de estar en todas las redes sociales, se trata de hacerlo bien, aunque sea solamente en uno o dos canales. Antes de apostarle a la estridencia del bombardeo a nuestros seguidores, debemos tomar en cuenta de que según las estadísticas, 7 de cada 10 seguidores de Marca dejan de seguirla al cabo del tiempo cansados de tanto mensaje spam que reciben en sus redes sociales. Así que no se trata de cantidad, sino de recuperar la utilidad de la presencia digital, y de convertir los likes en compras.

El verdadero éxito está en saber utilizar los canales, porque no se puede publicar lo mismo en Twitter que en Facebook, uno apela a la inmediatez y el segundo a los sentimientos. Sus objetivos, usuarios y canales son absolutamente distintos -aunque no necesariamente excluyentes el uno del otro. Dependiendo de la Marca que estemos tratando de promover, pueden ser complementarios. Deberían.

Las Marcas deben dialogar en internet, no solamente presentarse. Las Marcas antes hacían y apelaban al monólogo, pero eso era en la Era Analógica de la televisión y el radio.

Ahora las Marcas deben escuchar a sus clientes y antes que solamente transmitir un mensaje, deben proponer soluciones que les sirvan a su vida diaria.

O no?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *